Buscar
  • ExpresARTE

Coronavirus y la nueva realidad

Los virus y bacterias son causantes de las mayores epidemias y pandemias de la historia: La Peste Negra, La Viruela, El Cólera, La fiebre Amarilla, La Poliomielitis, por ejemplo. Ahora, para coronar 2020, el Covid-19.


Con la presencia de esta enfermedad, las personas han reaccionado de diferentes maneras. Unas, se han alarmado tanto al inicio de este ciclo (que ya se ha alargado), que incluso abarrotaron los supermercados y provocaron pánico. Por el contrario, otras personas se lo han tomado con demasiada calma. Lo cierto es que, hasta hoy, mundialmente existen 24,042,577 personas contagiadas y 822,481 personas han muerto. No todos cuentan con los recursos suficientes como para enfrentar los estragos de la pandemia, y mucho menos para hacer frente a la caída económica causada por la cuarentena. Muchos negocios a nivel mundial han desaparecido, incluyendo escuelas. Esto implica, irremediablemente, que esta pandemia destruiría millones de empleos en el mundo y, en El Salvador, no menos de 60,000 trabajadores resultan afectados, al igual que sus familias.


Aunado a esta difícil situación, tenemos “lideres”, que pareciera que lo único que saben hacer bien es jugar a ser reyes o reproducir comportamientos que no están a la altura de una situación tan seria y destructiva. Estamos viviendo una pandemia, y la única solución que hasta el momento se ha considerado efectiva es la cuarentena. ¿Cómo será todo cuando esta cuarentena impuesta o voluntaria termine? Nada va a ser como era hace 8 meses. Las personas, afuera, van a permanecer distantes, posiblemente aun utilizando mascarillas. Quizá lo contrario: nadie seguirá normas. Todas las personas que se han quedado sin empleo, los niños que se han quedado sin escuela ¿Encontrarán respuesta en sus líderes, en sus familias, en sus comunidades? ¿Qué va a pasar con ellos?


No se tiene una cura para el coronavirus aún, y hasta que no se encuentre una vacuna efectiva, seguirá circulando libremente en las personas. Por el momento, lo mejor que se puede hacer es mantener la higiene y el cuidado personal como prioridad. El uso de mascarillas y distanciamiento físico es y seguirá siendo efectivo, pero todo depende de las soluciones terapéuticas y la tan añorada vacuna. Tengo quince años y estoy viviendo un hecho histórico impactante. Europa anuncia estos días una nueva tendencia de recontagios. El 2020 será conocido cómo ‘un año calamitoso’.


Lluvias y tormentas nos han azotado en plena cuarentena en El Salvador. Cerca de 30.000 personas han sido afectadas también por ello; han habido derrumbes, muertes, puentes afectados, inundaciones y personas que han perdido sus hogares. El Salvador ha estado haciendo frente a dos emergencias: las lluvias y la pandemia. Nada menos finalizando mayo contábamos la cifra de afectados por Amanda.


No se sabe cuándo o cómo todo esto vaya a terminar pero, por ahora, todos tenemos la responsabilidad de protegernos, de ser cuidadosos con las nuevas fases que vivimos. La responsabilidad de asumir un rol protagónico en nuestro espacio de acción, y el compromiso (quizá es aún más el anhelo) de salir adelante, a pesar de la tragedia.




Venus (pseudónimo)

Estudiante de Middle School

Los Castaños Alternative Education

187 vistas1 comentario

7a Calle Poniente #4527, Colonia Escalón, San Salvador l loscastanoselsalvador@gmail.com

PBX (503) 2118 0606 l Whatsapp (503) 7936 2479

© 2020 by Los Castaños Alternative Education 

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram