top of page

Tema N°4: “Autonomía emocional: Tomo mis propias decisiones”

Módulo de Aprendizaje #4

Área: Ética y Comunidad

Grupo pedagógico: Elementary School

Semana: Del 17 al 21 de Mayo 2021

Nombre del Guía pedagógico: Miss Marta Rivera

Correo: missmarta.castanos@gmail.com


1) Objetivo del tema:

  1. Conocer y practicar los pasos para tomar decisiones adecuadas.

  2. Identificar las consecuencias de cada decisión.



2) Desarrollo


¿Qué es la toma de decisiones?


La toma de decisiones, es la capacidad de elegir una acción entre varias alternativas. Supone comprender la situación que se presenta, se debe de analizar, evaluar, reunir alternativas y considerar variables, comparar varios cursos de acción y finalmente seleccionar la acción que se va a realizar. La calidad de las decisiones tomadas marcan la diferencia entre el éxito y el fracaso.

¿Qué es Decidir?


Decidir significa hacer que las cosas sucedan en vez de simplemente dejar que ocurran como consecuencia del azar. Esta habilidad ofrece a las personas herramientas para evaluar las diferentes posibilidades, teniendo en cuenta, necesidades, valores, motivaciones, influencias y posibles consecuencias presentes y futuras. Por lo general la decisión supone un comienzo o poner fin a una situación; es decir, impone un cambio de estado.

Debemos decidir cómo superar nuestras dificultades y problemas. Algunas situaciones son más sencillas, pero otras no lo son tanto. En ese proceso de decisión, poco a poco sentiremos que estamos tomando el rumbo de nuestras vidas. Somos responsables de nuestra vida, nadie puede decidir por nosotros/as. Tomar decisiones supone asumir unos riesgos, porque debemos buscar el equilibrio entre la emoción y el pensamiento, pero aún así merece la pena.

Para ello podemos practicar ocho sencillos pasos que nos ayudarán a guiarnos en la toma de decisiones:

  • Paso 1. Definir el problema, objetivo o situación de decisión. Saber definir bien el problema nos aporta muchas veces parte de la solución, en este proceso de definición del problema suelen aclararse y organizarse las ideas.

  • Paso 2. Análisis . Es decir, entender todo las cosas, objetos, personas del problema, buscar información, opiniones de quienes son parte del problema, etc. Hay que aprender a tomarnos nuestro tiempo para comprender la situación

  • Paso 3. Definir criterios de decisión. Aun ante el mismo problema, la forma de evaluar las posibilidades suele variar, ya que distintas personas pueden dar prioridad a otras posibilidades de solución.

  • Paso 4. Identificar formas de solución. Este punto es muy importante y hay que aprender a pensar con la mente abierta identificando cuantas más soluciones mejor.

  • Paso 5. Comprender qué posibilidad es mejor para ti. ¿Qué ocurre si me decido por A? ¿A dónde conduce la alternativa B? Con los caminos bien identificados es posible imaginar los resultados.

  • Paso 6. Seleccionar la mejor solución. Es el momento de poner en la balanza todo lo que hemos, y usar los criterios como unidad de medida. La comparación entre las distintas posibilidades suele mostrar que una resuelve mejor la exigencia de los criterios elegidos. ¡Tenemos una decisión!

  • Paso 7. ¡Implementar! Ninguna decisión está tomada realmente hasta que se pone en marcha. Son muchos los procesos de decisión que fallan en la etapa de la realización.

  • Paso 8. Revisar los resultados. Cada decisión implica un aprendizaje. Si el resultado no es el esperado volver ha empezar , pero con más información y por tanto menos probabilidades de error.


92 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page